Prótesis de Rodilla

La prótesis de rodilla es un elemento mecánico que tiene como objetivo sustituir la articulación de la rodilla por una pieza que suple las carencias de esta articulación. Es importante conocer todos los detalles acerca de la necesidad de utilizar este tipo de elemento así como del proceso de implantación, que incluye desde la intervención quirúrgica hasta la posterior rehabilitación en Alicante mediante tratamientos de fisioterapia específicos.

Qué es una prótesis de rodilla

La prótesis de rodilla es un dispositivo a través del cual se sustituye la articulación de la rodilla por una articulación artificial.

Cabe destacar que este tipo de prótesis está específicamente diseñada para esta zona del cuerpo, logrando mejorías bastante sustanciales que incluso permiten hacer vida normal a los pacientes.

prótesis-de-rodilla

Quién necesita este tipo de prótesis

Antes de someterse a un proceso de implantación de una prótesis de rodilla, es muy importante conocer qué paciente es el indicado para esta cirugía.

Entre las principales razones para implantar una prótesis de rodilla, podemos destacar:

  • Presencia de fuertes dolores, generalmente causados por artritis.
  • El paciente se ha sometido a tratamientos médicos y/o de fisioterapia y no han dado el resultado buscado.
  • La persona presenta importantes limitaciones a la hora de caminar.

El proceso de implantación

A la hora de someterse al proceso de implantación de prótesis de rodilla, es importante conocer bien cómo se va a desarrollar y aquellos detalles que se deben tener en cuenta.

Antes de la intervención

Una vez que el médico comunica al paciente la necesidad de implantar una prótesis de rodilla, este deberá tener en cuenta:

  • Dejará de tomar aquellos medicamentos que el médico considere que no son adecuados para la intervención.
  • Comenzará a tomar la medicación indicada por el médico.
  • Deberá preparar adecuadamente su casa para el posoperatorio.
  • Puede ser interesante que se haga con unas muletas, una silla de ruedas, un bastón o un caminador, y que vaya practicando para tener más destreza después de la operación.
  • Es muy importante que el paciente informe al médico de todas las enfermedades que parezca, cirugías a las que se haya sometido, si bebe alcohol con regularidad, si fuma, etcétera.
  • Se recomienda acudir a un centro de fisioterapia en Alicante para empezar a preparar la zona y para aprender los ejercicios que se realizarán durante la rehabilitación.

La intervención quirúrgica

El día en el que el paciente se vaya a someter a la intervención quirúrgica para la implantación de una prótesis de rodilla, deberá cumplir con las recomendaciones del médico, que generalmente se basarán en tomar tan sólo los medicamentos indicados y en no comer al menos 12 horas antes de la intervención.

Una vez comenzada la intervención, se procederá del siguiente modo:

  • Se aplicará la anestesia, que podrá ser general o local.
  • Se comenzará con el procedimiento apartando la rótula y cortando los extremos del fémur y la tibia.
  • La prótesis se fijará a los huesos.
  • Se vuelve a colocar la rótula.
  • Finalmente se reparan los músculos y tendones alrededor de la nueva articulación.

El postoperatorio

Después del procedimiento, el paciente permanecerá hasta 48 horas en el hospital, tanto para recuperarse de la anestesia como de la cirugía y permanecer en observación.

La rehabilitación con fisioterapia tras la prótesis de rodilla

Cuando el médico y el fisioterapeuta consideren oportuno, dará comienzo la rehabilitación en un centro de rehabilitación donde el paciente irá recuperando la fuerza y movilidad en la articulación.

La recuperación completa suele ser inferior a seis meses, pero en algunos casos puede alargarse hasta 12 meses.

Alrededor de 15 años después de su colocación, se deberá proceder a colocar un reemplazo, ya que la prótesis se irá soltando y precisará de un ajuste.

Deja un comentario

error: Contenido con Copyright